¿Protección contra las leyes republicanas?